El agua, derecho humano

Después de la conferencia internacional del Agua en Dublín en 1992, la comunidad internacional continúa rechazando (institucionalmente) reconocer el acceso al agua como un derecho humano, es decir como un derecho universal, indivisible e inviolable.
Acciones de Documento

Pero el agua es la base irreemplazable de toda forma de vida sobre la Tierra, y por eso el acceso al agua debe ser formalmente reconocido como un derecho humano.  A finales de 2002 en la ONU, un grupo de expertos lo formuló así:

«El agua es un recurso natural limitado y un bien público; es esencial para la vida y para la salud.  El derecho al agua es indispensable para llevar una vida digna.  Es una condición para la realización de los otros derechos humanos.

El derecho al agua consiste en un abastecimiento suficiente, físicamente accesible y a un precio razonable, de un agua segura y de calidad aceptable para usos personales y domésticos.  Una cantidad adecuada de agua segura es necesaria para prevenir la mortalidad debida a la deshidratación y no sólo para reducir el riesgo de transmisión de enfermedades asociadas a la mala calidad del agua, sino para el consumo, para preparar los alimentos, para la higiene personal y doméstica.

La noción de abastecimiento de agua adecuada debe ser interpretada de una manera compatible con la dignidad humana, y no de un modo restringido, haciendo simplemente referencia a criterios de volumen y a aspectos técnicos.  El agua debería ser considerada como un bien social y cultural y no esencialmente como un bien económico.  El derecho al agua debe también ser ejercido en las condiciones de sustentabilidad, de modo que las generaciones actuales y futuras puedan aprovechar de éste líquido vital. »

(NU, 2002, Consejo Económico y Social, Comité de los Derechos Económicos, Sociales y Culturales, El derecho al agua (Artículos 11 y 12 del Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales, Observación General No. 15 (2002) E/C.12/2002/11).

En Bélgica se ha desarrollado un consenso, reconociendo que la mejor manera de garantizar el acceso al agua es reconocer el agua como un bien común, que es preferible dejarlo en manos del Estado.

La resolución sobre el agua «el acceso al agua para todos y todas» aprobada el 14 de abril de 2005 en una sesión plenaria de la Cámara de los Representantes, es la mejor prueba de esto.  Después de una campaña de 11.11.11, la cúpula flamenca del movimiento Norte-Sur, las comunidades flamencas (60%) y las provincias (80%) también han apoyado esta resolución.

En el Foro Mundial del Agua en marzo del 2006 en México, “El derecho al agua para todos y todas” no se incorporó en la declaración final de los ministros.  Esto se debe por una parte a la actitud de absoluto rechazo de los Estados Unidos, y por otra parte que algunos países en vías de desarrollo no desearon que los servicios de abastecimiento de agua sean una obligación legal en su país, porque no están en condiciones de realizarlo en la práctica por la falta de recursos (por ejemplo en África del Sur).  Pero la tendencia general del foro mundial del agua sí fue que ‘el agua es un derecho para todos y todas’.  Esto lo declararon incluso los actores del agua del sector privado.

 

 

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Alemania y España se esfuerzan más por hacer reconocer agua como derecho humano.

En noviembre 2006, Alemania y España preguntaban el nuevo Consejo de Derechos Humanos que dejen hacer la OHCHR (Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos) un estudio comprensible sobre el reconocimiento del agua potable como derecho humano.

El 13 de agosto 2007, el Alto Comisario presentó su informe al la Asamblea General de las Naciones Unidas (NNUU).  Aunque el Comisario alegue que las NNUU tienen que continuar sus consideraciones en reconocer el agua potable y la sanitación como derecho humano, también menciona algunos puntos jurídicos que tienen que ser examinados más.  Pero sobre todo invita los estados miembros a terminar la falta de atención para este asunto en nivel internacional.

Durane un “side-event” del Consejo de las NNUU en Geneva del 14 de septiembre 07, Alemania y España han prometido acelerar el reconocimiento del agua pobable y de la sanitación como derecho humano.  Estimulan otros países a prestar atención al informe, y también a ejercer mucha presión para que en la próxima reunión del Consejo en marzo 2008 se decide poner en marcha un procedimiento especial para reconocer el agua potable y la sanitación definitivamente como derecho humano.

Según el portavoz del gobierno alemán, Dr. Uschi Eid, cuando se menciona “agua” en este asunto, siempre hay que añadir “sanitación”.  El aprovisionamiento de agua potable puro siempre va aparejada con la purificación de aguas residuales para mejorar la higiene general.
El agua sucio y la falta de higiene y de previsiones sanitarias son la causa de 80 % de las enfermedades en el Tercer Mundo, y causan mucho más fallecimientos que SIDA.  El año 2008 ha sido proclamado como “el Año Internacional de la sanitación” por el Consejo General de las NNUU.

 

allemaalwash2014.JPG

logo_2015detijdlooptalarm.gif

 

11_be.png-en

 

Webbanner_aankondiging_politiek_actieweekd_250x250_V01.gif

 

logo111111RGB.jpg

 

cncd_web200x69037f8.gif